28.1.08

No he podido evitarlo...

Cinco minutos de oír hablar a alguien como el pato Donald está muy bien.

Diez, vale.

Quince, ya no tanto.

Y cuando, después de media hora de reloj en la que no has conseguido estudiar lo que tenías programado, te dicen, "Eh, Awake, ¿es que no lo oyes? Tenemos aquí al tío Gilito", tú no puedes responder otra cosa que:


"No, tenemos al sobrino inmaduro del Pato Donald."


No ha vuelto a abrir la boca ni para despedirse.

6 comentarios:

V for Vancouver dijo...

El Tío Gilito. Mas yo lo conocí como el Tío Rico McPato. Que me gustaba más que el Pato Pascual ( o sea, Donald) porque al tío Rico sí le entendía.

De cualquier manera me gustaban más las caricaturas de Tribilín (vulgo Goofy).

adelaida dijo...

No... no lo... ¿Einn?

Leer tus textos "enjeroglificados" son todo un reto. Y tu sello personal, como los autores expresionistas.

O a lo mejor es que soy tonta y cogerlo está a huevo :-?

Kissssssss

dijo...

A ver, esto es una conversación real?
Awake, debes cambiar de amigos. Te lo digo yo. :-)

Awake at last dijo...

Guillermito querido, eso explica muuuuuuuuuchas cosas (aunque no todas) XD

Adelaida, que le he pegado un corte a un graciosete a lo House (por eso lo del M.D., XD)

Sá, gracias a Dios sólo era alguien con quien comparto esporádicamente el continuo espacio tiempo, XDD

Besos a tod@s!

fridwulfa dijo...

Juas juas juas. Y luego dicen que YO soy borde. Me parto.

Awake at last dijo...

La verdad es que ha sido semiinconsciente, estaba tratando de aprenderme los climas marítimos de fachada occidental, y claro, entre una cosa y otra...

XDD

Mks.