3.7.12

Tanto amare, habib, tanto amare...

http://www.youtube.com/watch?v=z6X0Cqh3VH0&feature=related

La ventana se volvió a abrir, breve y levemente, para volverse a cerrar casi del todo, dejando sólo un resquicio por el que apenas entra el aire, y harta de sólo ver mi propio reflejo, me alejo hasta una distancia prudencial, y voy tirando chinitas, de vez en cuando, sin que nada dé señales de que él las oye, clac, clac.

 Pero es que no se puede estar siempre vigilando una ventana...



¿verdad?


(¡Tant' amáre, tant' amáre,
habib, tant' amáre!
Enfermaron uelios gaios,
e dolen tan male. 


¡Tanto amar, tanto amar,
amigo, tanto amar!
Enfermaron unos ojos antes alegres
y ahora duelen tanto.)

4 comentarios:

Carmen dijo...

No, no se puede. Y quizá tampoco se debe...

Awake at last dijo...

Ya sé que no se debe, pero cuando lo oyes de los amigos suena como más racional, ¿no? :-)

Mks.

Carmen dijo...

Suena más racional, sí. :-)

Petit Anyell dijo...

No sé tú, pero te juro que yo soy de las que esperan bajo el balcón día y noche, llueva, truene... Y aún sin
respuesta y hecha unos zorros, mi corazón seguiría febril.

No sé todavía si eso me hace ser una persona buena, o una auténtica capulla.

"otoryle (y una foto de publicidad de prosegur)"